2019-07-04

¿Qué hacer en Barcelona en verano?

por Uma Suites

Barcelona es, sin duda, una de esas ciudades que enamora desde el primer momento y en cualquier época del año. También en verano, a pesar del calor y de la gran cantidad de personas que durante los meses estivales deciden (y entendemos perfectamente que así sea) venir a la ciudad a disfrutar de todo lo que nos ofrece.

Atravesar las amplias avenidas del barrio de l'Eixample y disfrutar de algunos de los edificios más característicos del modernismo catalán; perdernos por los callejones del enigmático Barrio Gótico; pasear entre turistas de todo el mundo por las Ramblas y la playa de la Barceloneta: soportar el calor estival con un buen vermut y unas "olivas" en el Barrio de Gràcia o conocer, en primera persona, el legado de Antoni Gaudí con su obra más emblemática: la Sagrada Familia.

Si eres de lo que ha decidido viajar hasta la Ciudad Condal estas vacaciones, desde UMA Suites te contamos qué hacer en Barcelona en verano.

Qué hacer en Barcelona en tres días

 Viajar a Barcelona en verano es un plan muy atractivo cuando muchos de nosotros comenzamos a planificar nuestras vacaciones. La playa, el clima mediterráneo y la luz de la ciudad durante esta época del año hacen de Barcelona un destino habitual para muchos.

Si tu visita a Barcelona es breve pero buscas que sea intensa, te proponemos los mejores planes para que sepas qué hacer en Barcelona en tres días y no perderte los sitios más imprescindibles.

Para moverte por la ciudad, la opción más rápida y alejada del tráfico es el metro Nuestra recomendación es, para una visita de tres días, comprar la tarjeta de viaje T-10, una tarjeta multipersonal de 10 viajes que podrás adquirir en cualquiera de las máquinas del metro y que nos sirve para toda la red de transporte público de la ciudad.

Una vez adquirida nuestra tarjeta, podemos comenzar nuestra ruta por Barcelona. Para facilitaros el planning, os proponemos dividir la visita turística por días y zonas.

 

Día 1: Barrio Gótico y El Born

Comenzamos nuestra ruta en el Barrio Gótico, uno de los núcleos más antiguos de Barcelona. Su trazado medieval de callejuelas, callejones y plazas escondidas es uno de los atractivos de este barrio, que cuenta con algunos edificios y monumentos de interés: la Plaza Sant Jaume, donde se ubican, frente a frente, el Palau de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. Justo al lado encontramos el Call o Barrio Judío y el bonito Carrer del Bisbe, a través de cual llegamos a la Placita de la Seu, donde encontramos la Catedral de Barcelona, de estilo gótico pero con una curiosidad: ¿sabíais que su fachada no es gótica sino que fue remodelada en 1913?

Continuamos nuestro camino dirección Via Laietana, una de las arterias de la ciudad, pero no sin antes hacer una parada en la Plaza del Rey, donde podemos contemplar la arquitectura gótica en su máximo esplendor. Atravesamos Via Laietana y llegamos a otro de los barrios de moda: El Born. Un barrio lleno de bares, restaurantes y zonas de ocio y donde encontramos varios puntos de interés: el Mercado del Born (donde actualmente encontramos el CCM o Centro de Cultura y Memoria), el museo Picasso y, cómo no, la imponente Iglesia de Santa María del Mar. Un barrio, como decimos, lleno de locales alternativos, restaurantes con comida de autor y terrazas donde parar a descansar y tomar algo después de un agotador día de turismo.

 

Día 2: Raval, Ramblas y playa de la Barceloneta

Comenzamos el segundo día de ruta en el alternativo Barrio del Raval. Eso sí, para hoy os recomendamos llevar con vosotros bikini, bañador y toalla. Un barrio que es sinónimo de diversidad. Aquí encontramos el MACBA, Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, que destaca, imponente, entre las estrechas callejuelas del barrio. La plaza frente a su fachada es conocida como "la plaza de los skaters". ¿Sois capaces de adivinar por qué? En este barrio se ubica también la Rambla del Raval, que nada tiene que ver con las turísticas Ramblas. Jusot en la Rambla del Raval encontramos un "vecino" inesperado: el Gato de Botero, todo un símbolo del Raval.

Continuamos nuestra ruta y "aterrizamos" en las Ramblas. Para soportar las altas temperaturas, os recomendamos probar un helado de la famosa heladería Rocambolesc, situada al inicio de las Ramblas, cerca de Plaza Catalunya. Una vez bien hidratados, continuamos nuestro paseo por las Ramblas, un agradable paseo entre bares, tiendas y artistas que muestran a los turistas sus obras de arte (pinturas de monumentos, calles o incluso caricaturas). Imprescindible visitar el Mercado de la Boquería. Al final de las Ramblas nos espera el monumento a Colón. Y para el resto de la jornada, nada como aprovechar una tarde de playa en la turística Barceloneta.

Y si quieres visitar otras playas diferentes, en este post te recomendamos otras muchas playas en Barcelona ciudad.

 

Día 3: ruta por la Barcelona de Gaudí

Nuestro tercer y último día está dedicado casi en exclusiva al legado que Antoni Gaudí dejó en Barcelona. Y como no podía ser de otra manera, iniciamos nuestra ruta en el monumento más conocido del artista catalán: la Sagrada Familia, cuyas obras no finalizarán hasta el año 2016. Si queréis visitarla por dentro, os recomendamos reservar entradas con antelación. Podéis hacerlo a través de la página web oficial de la Sagrada Familia.

Una vez vista la Sagrada Familia, atravesamos las calles de l'Eixample con destino al Paseo de Gracia. La estructura cuadrada de las calles del "ensanche" nos permiten llegar desde diferentes puntos. En el Paseo de Gracia encontramos otros dos edificios emblemáticos de Gaudí: Casa Milà (también conocida como La Pedrera) y Casa Batlló, cuya fachada ha sido recientemente restaurada.

Os recomendamos una visita al bohemio Barrio de Gracia, muy cerca de Paseo de Gracia y donde podemos disfrutar del típico vermut con unas olivas en cualquiera de sus plazas. Y para terminar, ¿qué os parece una puesta de sol desde Park Güell?

 

Si buscas alojamiento en Barcelona este verano, en UMA Suites ponemos a nuestra disposición nuestros apartamentos en Barcelona. Mejor precio garantizado, flexibilidad en las reservas y cancelaciones y atención personalizada en todos nuestros apartamentos, que cuentan con una ubicación inmejorable para que puedas moverte con facilidad por toda la ciudad.